Deslizar 1

Descentralización en Chile

Historia de la Descentralización

La historia del proceso de descentralización implica necesariamente  revisar los inicios de nuestra historia como país, pues nuestra cultura y desarrollo institucional tiene un fuerte arraigo centralista, que data de los inicios de la república. En el archivo descargable se encuentra una revisión extensa que permite mirar el pasado y el devenir de este proceso, para entender las complejidades y los avances de la descentralización hoy.

 

Es un proceso de reforma del Estado, a través del cual se modifica el aparato institucional político – administrativo y se trasladan competencias y responsabilidades a unidades distintas (funcional o territorialmente definidas), que permite transitar hacia un nuevo paradigma basado en la complementariedad y colaboración entre los sectores privado, social y público. (SUBDERE, Informe Anual de Avance de la Descentralización Chile 2015 (2016); 79). Por otro lado, este proceso no se agota en un mero acto administrativo, sino también presupone la acción de la creatividad empresarial y el desarrollo de la libre iniciativa de los ciudadanos.

El proceso de descentralización implica entender la complementariedad entre los aspectos que el Estado desarrolla y las variables que invocan a descentralizar el poder en favor del desarrollo.

Es ahí donde debe conjugarse la responsabilidad fiscal y lo que respecta al financiamiento regional, toda vez que en materia de descentralización política se pasa a cerrar la brecha de legitimidad democrática de las autoridades electas con la próxima elección del gobernador regional; y en el caso de descentralización administrativa se abordará en adelante un proceso gradual de transferencia de competencias desde el nivel central hacia los gobiernos regionales. Por otro lado, este proceso debe ser abordado, teniendo como énfasis el desarrollo de los territorios, una mejora en la gestión que implique necesariamente una cercanía de las personas a las políticas públicas, y un modelo que permita con responsabilidad y transparencia, apuntar a mayor autonomía y decisión en los gobiernos regionales y en general en la administración desconcentrada del estado y sus políticas.

La valorización del proceso de descentralización en forma gradual implica la comprensión acerca de la existencia de realidades territoriales heterogéneas y el acercamiento de la acción del Estado hacia los ciudadanos para dar mejores y más oportunas soluciones a las problemáticas, una mayor cercanía del Estado, y por ende más efectiva toma de decisión por parte de las autoridades, lo que implica incrementar las posibilidades de generar condiciones que impulsen una economía descentralizada y potenciar la creatividad en distintos niveles de la sociedad.

Tal como se ha señalado en la explicación histórica del proceso de descentralización regional, las dos reformas relevantes en dicha temática son la elección de la máxima autoridad regional, situación que marca sustantivamente el proceso de descentralización política; y la transferencia de competencias, que marca el proceso de descentralización administrativa.

Respecto de la elección del gobernador regional, cabe destacar que la Reforma Constitucional del año 2017, Ley N° 20.990, permitió desarrollar un proceso legislativo que condujo a la publicación en febrero de 2018 de la Ley N° 21.073, norma que regula la elección de gobernadores regionales y realiza adecuaciones a diversos cuerpos legales, cuyos principales contenidos son los siguientes:

  • Las diferencias políticas y administrativas del delegado presidencial y el gobernador regional;
  • Las atribuciones del Delegado Presidencial regional y provincial;
  • Las atribuciones del Gobernador Regional;
  • El proceso de declaración e inscripción de candidaturas;
  • Las inhabilidades, incompatibilidades, subrogación, cesación y vacancia del cargo de Gobernador Regional;
  • Las posibilidades de presentación de candidaturas en pactos, subpactos o de independientes del cargo de Gobernador Regional;
  • El desarrollo de los procesos de elecciones primarias para dicho cargo; y
  • La elección propiamente tal.

Respecto del inicio del proceso de traspaso de competencias, la reforma constitucional del año 2009 (Ley N° 20.390), permitió desarrollar un proceso legislativo que culminó con la publicación en febrero de 2018 de la Ley N° 21.074 sobre fortalecimiento de la regionalización, cuyos principales contenidos son los siguientes:

  • Nuevas competencias a los gobiernos regionales y con ellas un nuevo modelo de gestión territorial, desde las políticas públicas regionales.
  • Establece procedimientos de transferencia de competencias.
  • Adecuación de la organización del servicio administrativo del Gobierno Regional.
  • Regula la gobernanza de áreas metropolitanas.